Conocé los consejos de seguridad relacionados con canales electrónicos.

   
 

Protegé tus claves

  • No divulgues tus claves. Las mismas son personales e intransferibles.
  • No anotes tus claves en papeles o agendas, ni en la tarjeta. No las dejes registradas en la PC, ya que un malware (programa malicioso) podría, sin que te des cuenta, transmitir esta información por Internet a una tercera persona.
  • Es conveniente que cambies tus claves periódicamente, garantizando así una mayor seguridad.
  • Si suponés que alguien pudo ver tu clave, cambiala de inmediato.
  • No respondas ningún tipo de e-mail donde te soliciten información personal, de tus tarjetas o claves aunque te avisen de un supuesto problema y soliciten actualizar información de datos.
  • Itaú nunca solicitará información personal, financiera o claves de acceso, telefónicamente ni a través de e-mails.
  • No utilices números que sean fáciles de descifrar, como ser números correlativos, series de caracteres del mismo número, números consecutivos, datos personales como fechas de nacimientos o aniversarios, direcciones, teléfonos, patentes de autos; datos de significación histórica, como año actual, año de la revolución, etc.
  • Gestionando tus contraseñas: podés instalar un gestor de contraseñas en tu dispositivo, recordar una contraseña y administrar las demás. Un gestor de contraseñas es un programa que se utiliza para almacenar una gran cantidad de usuarios y contraseñas.

    La base de datos que guarda esta información está cifrada mediante una única clave (contraseña maestra) de forma que sólo tengas que memorizar una clave para acceder a todas las demás.

    Recordá que para que sea fuerte esa clave y nadie pueda acceder a tu base de contraseñas, tenés que elegir una clave maestra que no sea fácilmente descifrable, que no esté relacionada con tus datos personales (fechas de cumpleaños, D.N.I.), cadenas de números ascendentes o descendentes, que no consista en una palabra que pueda encontrarse en el diccionario, que incluya letras, números y sea mayor a 8 caracteres.

    Te recomendamos que elijas uno, existen varias opciones en el mercado y también open source (de código abierto y gratuito).

Protegé tu PC, tu notebook, celular y tablet

  • Instalá antivirus, programas de bloqueo de acceso desde Internet (firewall) y protegé el acceso utilizando passwords.
  • Utilizá softwares originales y actualizalos cada vez que existan nuevas versiones o parches.
  • Intentá no instalar aplicaciones de dudosa procedencia. Elegí tiendas y productos oficiales.
  • Los dispositivos como tu notebook, PC, tablet, teléfono celular, etc., son tus puntos de acceso: mantenelos a resguardo, evitá su pérdida y el acceso de terceros.
  • Para el descarte de tus dispositivos (PCs, notebooks, celulares) tené en cuenta utilizar programas que limpien o sustituyan la información de los discos rígidos y memorias. Una alternativa es remover el disco rígido o la memoria y destruirlo físicamente, sin posibilidad de recuperarlo. Esto evitará que la información esté disponible cuando los dispositivos ya no estén en tu poder.
  • Cómo saber si tenés Malware:
    • Si la computadora tiene un comportamiento inusual, mayor lentitud, bloquea o muestra mensajes de error repetidos, muestra páginas web no solicitadas, o envía mensajes de correo electrónico sin conocimiento del usuario.
    • Si aparecen barras de herramientas o íconos de accesos directos en el escritorio o cambio repentino o repetido en la página principal de Internet de tu computadora.
    • Si la batería portátil descarga más rápido de lo que debería.
  • Cómo deshacerse de Malware: actualizá tu software de seguridad y a continuación, ejecutalo para escanear en busca de virus y spyware. Siempre es recomendable ejecutar un antivirus en línea además del instalado en la computadora. Eliminá todo lo que identifica como un problema. Si el equipo está cubierto por una garantía que ofrece soporte técnico gratuito, contactá al fabricante.

Seguridad en Internet

  • Instalá en tu PC herramientas antivirus, anti-spyware, firewalls y antirootkit.
  • Efectuá las actualizaciones de seguridad del sistema operativo y del navegador proporcionadas por los respectivos proveedores.
  • Tené cuidado con los links o adjuntos de los e-mails. Los e-mails falsos pueden provenir de sitios webs reconocidos o de tu confianza pareciendo ser oficiales e inclusive pueden incluir un vínculo falso a un supuesto sitio web legítimo que también resulta ser falso (phishing).
  • Al recibir un e-mail con un archivo adjunto:
    • Si solicitaste el archivo: ejecutá el antivirus antes de abrirlo.
    • Si no solicitaste el archivo y no conocés el remitente: borralo sin abrirlo.
    • Si no solicitaste el archivo y conocés el remitente: ejecutá el antivirus antes de abrirlo.
  • Verificá que el sitio web sea seguro (en Internet Explorer el ícono de candado cerrado en la barra de estado del navegador indica que el sitio tiene mecanismos de seguridad de información).
  • Evitá operar desde PCs de lugares que no sean de total y absoluta confianza, ya que pueden tener programas que copian tus claves y otros datos ingresados.
  • Abandoná los sitios sospechosos. Si tenés dudas que un sitio web sea lo que dice ser, no sigas ninguna de las instrucciones que presenta y salí del sitio inmediatamente.
  • No abras los mails que te resulten sospechosos. Desde ellos pueden obtener tu información personal y/o financiera, actividad conocida como phishing. Además:
    • No respondas el mail enviando tus datos personales y financieros.
    • Sospechá de cualquier solicitud de información personal y financiera.
    • Verificá la legitimidad del mail directamente en la empresa.
    • Para visitar sitios webs, introducí la dirección url en la barra de direcciones y no hagas click en un enlace dentro del e-mail.
    • Verificá periódicamente los estados de cuentas.

Seguridad en el uso de tus tarjetas de débito y crédito

  • No permitas que nadie observe cuando digitás tu clave.
  • Si el comercio te indica que la compra ha sido denegada, solicitá el ticket que informa esta situación. En caso de presentarse situaciones que te resulten sospechosas luego de realizada la compra, dirigite inmediatamente a un cajero electrónico y procedé a efectuar el cambio de clave de tu tarjeta de débito.
  • Al realizar una compra, verificá que el importe del ticket corresponda al monto de la compra antes de retirarte del comercio. No dejes el ticket de compra de la tarjeta en el establecimiento comercial. Si los hubiese, rompé los carbónicos.
  • Al recibir el resumen, verificá que las compras que figuran en el mismo coincidan con tus tickets.
  • Antes de tirar los tickets de compra, destruilos.
  • Cuando realices compras por Internet, verificá que la página que estás usando sea un sitio seguro a fin de que tus datos estén encriptados.
  • Jamás prestes tus tarjetas o permitas que otras personas las examinen con cualquier pretexto; puede ocurrir que te cambien la tarjeta.
  • Guardá tus tarjetas con el mismo cuidado que lo hacés con tu dinero o cheques.
  • Cuando recibas la renovación de tu tarjeta de crédito, destruí la anterior, cortándola en diversas partes. Firmá la nueva tarjeta de crédito apenas la recibas.
  • Mantené la privacidad de tus resúmenes de tarjeta de crédito y de tus cuentas.
  • Comunicá la pérdida o robo de tus tarjetas inmediatamente. Conocé donde hacer la denuncia

Recordá

En caso de recibir un e-mail sospechoso, denuncialo a SeguridadHB@itau.com.ar

 

Itaú nunca te pedirá a través de e-mails, teléfono o ningún otro medio y por ningún motivo, que reveles claves o cualquier otra información financiera sobre tus cuentas. Cualquier contacto para solicitar este tipo de información debe ser considerado falso. Todo mensaje donde se solicite información confidencial es malintencionado y debe denunciarse de inmediato a SeguridadHB@itau.com.ar.​​

 
 
 

Itaú en un Click